Trastorno del sueño infantil

Algunos problemas del sueño de los niños

Niños que no quieren acostarse 

Una de las discusiones más frecuentes en los hogares es cuando debemos mandar a los hijos a la cama, pero a pesar de que existen ciertas reglas y horarios establecidos éstos no siempre se cumplen. Los niños se resisten a acostarse por diversos motivos. Quizás tienen miedo de la oscuridad o se sienten inseguros cuando están solos. Indudablemente, les gustaría más jugar o ver la televisión y, en realidad, preferirían la compañía y atención de sus padres. Cuando los niños se hacen mayores, su vida social adquiere preponderancia. No obstante, todos los niños deben tener su hora de acostarse.

Niños que se levantan durante la noche 

Todos los niños se han levantado alguna vez en su vida durante la noche a fin de llamar la atención. No debe considerarse un problema a menos que se convierta en un hábito. En muchos casos un niño que se despierta noche tras noche porque ha desarrollado simplemente un comportamiento debe modificarse.



Niños que quieren dormir con sus padres 

A los niños les gusta dormir con sus padres, es algo cálido, acogedor y seguro. Permitir que el niño duerma con sus padres, excepto en ocasiones especiales, es poco saludable para niño y padres. Permitir que el niño duerma regularmente en la cama de sus padres, puede provocar graves problemas. Puede llegar a hacerle excesivamente dependiente e incapaz de pasar, más adelante, una noche fuera de casa. Hay una gran diferencia entre permitir que un niño duerma con sus padres ocasionalmente o consentirlo de forma regular. En muchos casos, los padres lo consideran un hábito difícil de interrumpir cuando ya se ha iniciado. Para los padres es más fácil meter al niño en su cama que escuchar cómo llora o suplica.

Aquí os dejo un vídeo donde trato el tema del suelo infantil y algunos recursos que os pueden servir para tratar os miedo nocturnos.

Comentarios

  1. No estoy para nada de acuerdo. Creo que a los niños que duermen con los padres, lo que se le transmite es seguridad, y no tener miedos. Ellos solitos, se van a su cama cuando se van haciendo mayorcitos, sin ningún tipo de traumas, y de la forma más normal. Mis dos hijos son prueba de ello... Se fueron por decisión propia!!

    ResponderEliminar
  2. Hola: En primer lugar gracias por darnos tu opinión, lo cual siempre resulta enriquecedor. Estoy de acuerdo contigo en que el colecho, es decir, que los niños duerman con los padres compartiendo cama es totalmente natural hasta ciertas edades. No hay más que fijarse en otros mamíferos: las crías siempre duermen junto a la madre, no a varios metros de ella...
    Sin embargo, en psicología, cuando hablamos de "trastornos" nos referimos a conductas que dejan de ser adaptativas para el niño o para las personas de su entorno, es decir, que causan malestar. Por ejemplo, no es lo mismo que un niño de 2 años duerma con sus padres, que uno de 10...
    Porque el hecho de que un niño de 10 años duerma con su madre, probablemente suponga que el padre tenga que dormir en otra cama, o en el sofá....o viceversa....Y eso probablmente genere problemas a nivel familiar, de pareja...y nos esté indicando también que el niño no está madurando o independizándose de la manera adecuada.
    Espero haber aclarado un poco el post, de todas formas gracias por ayudarme a puntualizar.
    Un cordial saludo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares