Entradas

Mostrando entradas de enero, 2015

Videoblog: Cómo hacer que el niño coma de todo

Imagen
La alimentación de nuestros hijoses un tema recurrente en las consultas de padres a pediatras y psicólogos. Los niños pasan muchas etapas hasta lograr una alimentación como la del adulto, lo cual suele suceder alrededor de los dos años. Los principales retos están relacionados con dos aspectos diferenciados: por una lado la introducción de sólidos, texturas, trocitos...etc. y por otro la introducción de nuevos alimentos.

Este proceso es lento y gradual, y a menudo salpicado de dificultades. Si queremos seguir un "calendario" para la introducción de alimentos y texturas de manera rígida, nos encontraremos con más problemas. De manera natural alrededor de los seis meses los niños demandan otros alimentos además de la leche, y si somos pacientes y usamos el sentido común, alrededor de los dos años nuestro hijo comerá de forma suficientemente variada y sana. Si por el contrario nos obsesionamos con que los ritmos del niño se adecuen a lo que nosotros esperamos, podemos dificu…

Blue Monday: ¿por qué hoy es el día más triste del año?

Imagen
Cliff Arnallhace una década definió una fórmula matemática que convertía, a partir de conjugar una serie de factores como el clima, la resaca navideña y los propósitos frustrados de año nuevo, cuál era el día más triste del año. Según su estudio, dicho día era hoy, el tercer lunes de enero.
Sin embargo, no necesitamos complejos algoritmos para algo que intuitivamente todos sabemos: que enero no es precisamente el mes más alegre del año. Hace frío, está nublado y puede que llueva o nieve. Además acabamos de dejar atrás las navidades, época durante la cual se hace más patente todo lo que no tenemos, sobre todo los seres queridos que nos han dejado. La ausencia de la familia o amigos. Las dificultades económicas, y otros muchos problemas. Éstos están ahí el resto del tiempo también, no solo en Navidad, pero se hacen más patentes en una época en la que lo socialmente bien visto es que seamos felices y disfrutemos de jocosas reuniones familiares, tengamos montones de regalos y luzcamos jóv…

¿Por qué es bueno que los niños se aburran?

Imagen
Aburrirse significa, según la RAE, sufrir un estado de ánimo producido por la falta de estímulos, diversiones o distracciones.
Hoy en día el aburrimiento está mal visto. Los padres procuramos ocio a los niños "para que no se aburran". Los llevamos a parques de bolas, al cine, quedamos con otros amiguitos... cualquier cosa con tal de que estén entretenidos. Generalmente los niños de hoy en día tienen precisamente un exceso de estímulos, diversiones y ditracciones, justo lo contrario al aburrimiento.
Parece que procurar estas distracciones a los niños es una de las obligaciones de los padres de hoy en día. Sin embargo, este exceso de actividad lúdica dirigida, anula el natural desarrollo de la inteligencia, la creatividad y la imaginación. Los niños que no tienen la posibilidad de aburrirse, pierden la capacidad de imaginar, de crear, de jugar, de inventar...
Son niños insaciables de ocio: quieren y exigen salir a la calle, estar con otros niños, ir al cine, a las bolas, al p…