¿Pero qué tiene de malo celebrar Halloween?



Cuando se acercan estas fechas proliferan los tweets , memes, etc, relacionados con Halloween. Para algunos es ridículo celebrar una fiesta importada de otro país o una tontería. 

Y entre esas frases que circulan por la red leí una que me hizo especial gracia: 

"¿Por qué celebramos Halloween si somos españoles? Porque no hay nada más español que celebrar todas las fiestas!!" 

Si nos detenemos un poco a pensar, cualquiera de nuestras fiestas, las más tradicionales incluso, son fiestas " importadas" de otras culturas.  Como Santa Claus o el Carnaval ¿Tiene algo de malo?  Personalmente no veo nada de malo en buscar ocasiones para celebrar, para juntarse con familia y amigos, para compartir tiempo libre y unas risas. 

Y de bueno, ¿tiene algo? ¡Pues claro! Sobre todo para los más peques. Halloween es una fiesta que se caracteriza por varios aspectos, todos bajo mi punto de vista enriquecedores: 

- Es muy común realizar manualidades para decorar la casa. Abundan las sugerencias para hacer decoraciones caseras, con materiales sencillos, en las que pueden participar adultos y niños. Es una ocasión excelente en los días previos para compartir tiempo con nuestros hijos, para desarrollar su creatividad y destrezas manuales. ¡Puede ser muy divertido! 

- También es característico disfrazarse. ¡Genial! A los niños (y a algunos mayores) les encanta disfrazarse. Y es estupendo porque les permite desarrollar la imaginación, el juego simbólico y la creatividad. 
Ponerse un disfraz es mucho más que eso, permite luego jugar a "ser otro" ( un monstruo, una bruja…), y si algo necesitan los niños de hoy en día es desarrollar la imaginación y la creatividad. 

- Es tradicional también hacer meriendas de otoño, con alimentos propios de esta estación, como calabaza, castañas, nueces...etc. Preparar con ellos una merienda especial de Halloween con productos propios de esta época puede ser una ocasión para introducirles en nuevos alimentos y que vayan conociendo los frutos típicos de cada estación. 

- Conocer otras culturas. ¿Por qué no aprovechar para explicarles el origen de Halloween y contarles cuentos y leyendas sobre los personajes más típicos de estas fechas? Un poco de cultural general nunca viene mal. 

 Compartir, aprender, jugar y divertirse.....¿Qué tiene de malo Halloween?

[Foto: The Telegraph]

Comentarios

Entradas populares