La adicción a las nuevas tecnologías


Cada día es más frecuente encontrarnos en consulta casos de adolescentes y preadolescentes adictos a los juegos de ordenador, videoconsolas o móvil. Están literalmente conectados todo el tiempo. Se llevan el móvil para chatear hasta cuando van al baño o la ducha. Duermen con el teléfono debajo de la almohada, están hasta altas horas de la madrugada pegados al ordenador...

Tal vez quitamos importancia a esta "adicción" porque no es a una sustancia. Porque no hay una droga "química" por medio. Y es igualmente desadaptativa. Nosotros, como padres, estamos muy familiarizados con el hecho de pasar mucho tiempo conectados al teléfono y al ordenador. Nuestra vida laboral en muchas ocasiones consiste en estar conectado y normalizamos algunas actividades, que en nuestros hijos no deberían serlo. Porque los mecanismos psicológicos que mantienen esta adicción son los mismos que a cualquier sustancia.

Consecuencias de la adicción a la tecnología

Hay chicos que llegan a aislarse socialmente hasta el punto de dejar de asistir a clase, perder el interés en cualquier otra actividad, perder las relaciones con amigos... Las consecuencias de la adicción a las nuevas tecnologías son muchas. Algunas de las cuales son:

- Bajo rendimiento académico
- Abstinencia escolar
- Irritabilidad y mal humor
- Aislamiento social
- Deterioro de las relaciones familiares

Prueba para saber si hay una adicción a la tecnología

Si tu hijo pasa demasiado tiempo frente al ordenador o el móvil y no sabes si puede llegar a ser patológico, haz una prueba: Quítaselo y comprueba el malestar que le provoca.
Si tiene ansiedad, si se enfada, pierde el control y compruebas que no puede estar sin el ordenador o el móvil. Entonces estás ante un síndrome de abstinencia, y por tanto ante una adicción.

En este caso lo mejor es que consultes con un especialista para afrontar la situación de la mejor manera posible y poder empezar a tratar la adicción lo antes posible.

Comentarios

Entradas populares