Tratamiento psicológico contra el acoso escolar (bullying)


Lamentablemente, son cada vez más numerosos los supuestos de acoso escolar. Hace un par de días todos los alicantinos nos quedamos muy sorprendidos e inquietos por la detención de 9 menores por acoso escolar y abusos a una compañera de clase.
“Si la víctima de bullying no recibe tratamiento psicológico, las secuelas pueden ser permanentes y estará más expuesto a volver a sufrir acoso escolar”
El bullying es un problema complejo y con muchas vertientes. Afecta a la víctima, al agresor, a las familias, al centro escolar y a la sociedad en general. El aumento de casos de bullying, o más bien el aumento de su visibilidad, cuestionan la efectividad de los protocolos de actuación de instituciones y colegios, y dejan a los padres en muchas ocasiones desorientados y sin saber muy bien cómo afrontar la situación.

Diversos estudios recalcan el fuerte impacto que el acoso escolar tiene en el bienestar psicológico del menor, y cómo las secuelas, de no recibir la atención necesaria, pueden convertirse en permanentes. Algunas de estas pueden ser:
  • Disminución del rendimiento escolar. 
  • Trastornos de ansiedad: Trastorno de Estrés Post-traumático, Ansiedad Social… 
  • Depresión y autolisis (ideación suicida). 
  • Sentimientos de culpabilidad. 
  • Sentimientos de indefensión (percepción de que no se puede hacer nada para salir de la situación). 
  • Auto concepto pobre y baja autoestima. 
  • Retraimiento, debido al miedo a las relaciones interpersonales. 
  • Bajas habilidades para resolver problemas y responder con asertividad. 
  • Distorsiones negativas en torno a las relaciones sociales. 
  • Emociones negativas como la ira y rabia. 
  • Rechazo a ir al colegio o instituto. 
  • Somatizaciones: dolores de cabeza, dolor de estómago, etc. 
  • Trastornos del sueño: pesadillas, insomnio, despertares nocturnos… 
Además, algunos estudios señalan que las víctimas de Bullying poseen habitualmente un perfil de vulnerabilidad que predispone a la persona a sufrir situaciones de acoso. A lo largo de estos años trabajando con víctimas de acoso escolar he podido constatar este aspecto. Por ello, se vuelve fundamental abordarlos en terapia para evitar nuevas situaciones de acoso.

Algunas de las características que comparten las víctimas son las siguientes:
  • Baja aceptación y popularidad entre sus iguales. 
  • Escasas habilidades sociales: torpeza social, timidez… 
  • Falta de asertividad para resolver los problemas. 
  • Alta sensibilidad emocional. 
  • Baja autoestima. 
  • Bajas habilidades para el liderazgo. 
  • Retraimiento. 

¿Qué trabajamos en consulta con un niño que ha sufrido acoso escolar?

En primer lugar, trabajamos para mejorar el estado emocional del niño, así como el resto de sintomatología ansioso depresiva que puede presentar. Se trabaja para mejorar y fortalecer su autoestima y auto concepto. Otro aspecto importante en la terapia con el niño son las habilidades sociales: fomentar actitudes asertivas, enseñarle a gestionar conflictos, resolver problemas etc. Por otro lado, evitar la victimización es también muy importante: el niño que ha sufrido Bullying a menudo interioriza el rol de víctima, desarrollando actitudes que confirman ese rol. Es muy importante fomentar una actitud resiliente, en la que el niño pueda relacionarse de una manera adecuada y satisfactoria.

El abordaje psicológico del bullying comporta un trabajo integral con el niño y los padres, dotándoles de estrategias que les permitan manejar la situación de acoso y evitar las secuelas psicológicas que puedan aparecer.


Comentarios

Entradas populares