MUTISMO SELECTIVO


El mutismo selectivo se caracteriza por una incapacidad para hablar en las situaciones sociales en que hay expectativa de habla, a pesar de que la persona habla en otras situaciones. La falta de habla tiene consecuencias significativas en los logros académicos, o bien altera la comunicación social normal.


Tipos

El mutismo selectivo se manifiesta en determinadas situaciones sociales, por ej., la escuela. El niño habla solo con familiares muy cercanos o algunos amigos. Existe otro tipo, el mutismo progresivo, en el que el niño deja progresivamente de hablar con personas de su entorno cercano con los que antes sí lo hacía, reduciendo así los contactos sociales en ocasiones exclusivamente a los padres. Éste tipo es el que peor pronóstico tiene.

Etiología

En el diagnóstico del mutismo selectivo se descarta la presencia de enfermedades médicas o de falta de desarrollo de la capacidad del habla oral. Las causas son psicológicas, se relaciona con la ansiedad social (miedo persistente a una o más situaciones sociales)
Existen diversas hipótesis acerca de las causas del mutismo selectivo. Una de ellas, la evitación de la interacción social, siendo esta una estrategia aprendida cuyo mantenimiento se explicaría por un refuerzo negativo por ej., no hablar para evitar algo que se teme
También podría ser explicado como una respuesta al estrés situacional, en la mayor parte de los casos ocasionada por el inicio de la escolaridad de acuerdo con los patrones de conducta que caracterizan a sus modelos familiares.
  
Características:
  • - Timidez excesiva
  • -  Miedo a la humillación social
  • -  Aislamiento
  • -  Retraimiento social
  • -  Respuestas compulsivas: negativismo, pataletas y otros comportamientos controladores, en        especial en casa

Los niños con mutismo selectivo:
  1. Cuando se encuentran con otros sujetos no inician el diálogo o no responden cuando les hablan los demás
  2. Falta de discurso en las interacciones sociales con niños o adultos
  3. Hablan en su casa en presencia de sus familiares inmediatos, pero a menudo no hablan ni siquiera ante sus amigos más cercanos o familiares de segundo grado
  4. Presentan elevada ansiedad social (miedo persistente a una o más situaciones sociales que implican la posibilidad de ser examinados)
  5. Se niegan a hablar en la escuela, lo que puede implicar deterioro académico o educativo
  6. La falta de expresión puede interferir en la comunicación social
  7. Algunos niños a veces usan medios no verbales para comunicarse (emplean gestos, muecas, movimientos de la cabeza para afirmar o negar, empujan para pedir algo o expresar su desagrado, utilización del lenguaje escrito como sustituto del oral)
  8. Utilizan modos de comunicación alternativos 



Desarrollo y Curso

Por lo general el mutismo selectivo se inicia antes de los 5 años, generalmente coincidiendo con el ingreso en la escuela, donde existe un aumento de la interacción social y del desempeño de tareas
En su fase de mutismo selectivo puede ocurrir que la duración o existencia del trastorno se limite a un intervalo temporal (desde apenas unos meses hasta varios años) tras el que puede observarse una recuperación espontánea.

Factores de riesgo y pronóstico
-     Temperamentales: los factores de riesgo no están bien identificados. La afectividad negativa puede desempeñar su papel, así como historia familiar de timidez, aislamiento y ansiedad sociales. Los niños que presentan mutismo selectivo pueden presentar dificultades sutiles del lenguaje receptivo en comparación con sus compañeros.
-       Ambientales: una inhibición social por parte de los padres puede servir de modelo para el desarrollo de mutismo selectivo. Los padres de niños con mutismo selectivo se han descrito como más controladores o protectores que los padres de niños con otros trastornos de ansiedad.
-    Factores genéticos y fisiológicos: debido a la superposición significativa entre el mutismo y el   trastorno de ansiedad social, pueden existir factores genéticos compartidos entre las dos afecciones   

Consecuencias
  • - Deterioro social, ya que los niños pueden sentirse demasiados ansiosos al participar en situaciones sociales con otros niños o adultos
  • -  A medida que crecen, pueden enfrentarse a un mayor aislamiento social
  • -  En el ámbito escolar pueden sufrir deterioro académico, debido a la falta de comunicación con los maestros con respecto a las necesidades académicas o personales 
  • -  Déficit en las habilidades sociales necesarias para la defensa de los propios derechos
  • - Ocasionalmente pueden presentar trastornos de la comunicación, es posible hallar problemas fonológicos, del lenguaje expresivo y más raramente de ambos (expresivo-receptivo) 


Criterios Diagnósticos según el DSM-V

A.   Fracaso constante para hablar en situaciones sociales en las que existe expectativas por hablar (p. ej., en la escuela) a pesar de hacerlo en otras situaciones
B.    La alteración interfiere en los logros educativos o laborales, o en la comunicación social.
C.    La duración de la alteración es como mínimo de un mes
D.   El fracaso para hablar no se puede atribuir a la falta de conocimiento o a la comodidad con el lenguaje hablado necesario en la situación social
E.   La alteración no se explica mejor por un trastorno de la comunicación y no se produce exclusivamente durante el curso de un trastorno del espectro autista, la esquizofrenia u otro trastorno psicótico 

Tratamiento Psicológico
El tratamiento cognitivo conductual ha mostrado evidencias de eficacia en niños con mutismo selectivo a través de técnicas como el automodelado, el manejo de contingencias, y la exposición programada  entre otras.

Tratamiento psicofarmacológico
La fluoxetina es un psicofármaco que puede actuar generando una reducción significativa de la intensidad y duración de las respuestas psicofisiológicas de ansiedad, lo que puede ayudar a la pérdida gradual del miedo a hablar  





Comentarios

Entradas populares